¿dónde estoy?
Estás leyendo la entrada "Síndrome de los 24" escrita el dia Thursday, September 17th, 2009 y archivada bajo la categoría "Mi Mismo, Quejas" . Lee el resto de las entradas usmeando en el archivo.
Lo Reciente
  1. Fotografía infrarroja como lenguaje fotográfico
  2. El Seminario de Fotografía Documental
  3. Charlando entre Fotógrafos
  4. Daniela
  5. Ciudad de México, Abril de 2010
  6. Esa tal Lady Gaga
  7. Me Gusta formspring
  8. Pininos
  9. Aún No Termina la Década
  10. Viejos
Archivo Mensual
  1. April 2011
  2. February 2011
  3. July 2010
  4. May 2010
  5. February 2010
  6. January 2010
September 17th, 2009

La manera en que hemos denominado ese padecimiento, esos nuevos síntomas, ese cambio en la cultura, la nueva visión, el cristal distinto con que ahora nos tocará ver la vida es esa: “Síndrome de los 24″. Para los nacidos justo a la mitad de los ochentas este es (fue o será) el año donde se alcanza tan controversial edad en que, se supone, a todos nos dará por tomar en serio todas las situaciones inherentes a nuestra calidad como adultos. Como seres biológicamente desarrollados, con una carrera académica más o menos importante y una vida económicamente activa que despega, ¿Qué otra cosa haría falta para declararnos como individuos totalmente integrados a su vida en sociedad?

(Truenos).

Matrimonio. Hijos. La vida compartida. Elección. Coherencia. Eew.

Yo, aún con 23 y a menos de un mes para que se extingan, puedo tomar dos opciones: 1) Intentar sortear ese obstáculo al que, por infranqueable, terminaré rindiéndome sin remedio o 2) Rendirme de una vez, aceptar lo que me espera y entregarme a la dicha que acarrea todo ese paquete de prometedoras satisfacciones.

La opción 2 suena bonito, ¿Qué no?

Un Comentario al post “Síndrome de los 24”
  1. sAngelle el dia 2010-02-02 a las 4.16 am, nos cuenta:

    Definitivamente, puedo decirte bajo la experiencia, que la segunda opción es de lo mejor que se puede vivir en la vida, si te llega, inténtalo, sólo si te llega de corazón. Ya después puede ocurrir un montón de cosas, como a mí: que gira tu vida en 4 meses, literalmente 180°.

    Sin embargo, siempre te queda la satisfacción de haberlo vivido.

    Enjoy Life.

Deja un comentario