¿dónde estoy?
Estás leyendo la entrada "Somebody puts Something in my Drink" escrita el dia Wednesday, January 14th, 2009 y archivada bajo la categoría "Mi Mismo, Quejas" . Lee el resto de las entradas usmeando en el archivo.
Lo Reciente
  1. Fotografía infrarroja como lenguaje fotográfico
  2. El Seminario de Fotografía Documental
  3. Charlando entre Fotógrafos
  4. Daniela
  5. Ciudad de México, Abril de 2010
  6. Esa tal Lady Gaga
  7. Me Gusta formspring
  8. Pininos
  9. Aún No Termina la Década
  10. Viejos
Archivo Mensual
  1. April 2011
  2. February 2011
  3. July 2010
  4. May 2010
  5. February 2010
  6. January 2010
January 14th, 2009

Hace poco me dijeron “Bien, sé que te gusta el pollo pero, ¿hay algo que no te guste comer?”. Después de pensarlo unos dos segundos dije que no recordaba algo que me pareciera tan desagradable para no comerlo. Claro, sabemos que hay cosas que no se comen, aviones o cristal por ejemplo, pero de las cosas comunmente comestibles no podía seleccionar algo para odiar. Eso hasta esta semana, cuando mi madre (si, todavía vivo con mi madre) cocinó un guiso que había dejado de preparar hacía ya unos 12 años, por eso era yo tan feliz, tanto tiempo sin probar esa horrible receta me había hecho olvidar los terribles sabores y conservaba la idea de que todo lo comestible en este mundo era delicioso.

El platillo es tan espantoso que no tiene nombre, por lo menos mi madre no lo sabe. Yo lo he bautizado y, además, les traigo aquí la receta por si se atreven a probar cosa tan nauseabunda. Claro, es mi propia interpretación de la receta, les advierto que yo no sé las cantidades y porciones exactas para llevar a cabo este guiso así que si quieren aprender a cocinar deberían consultar a un experto.

“Espanto a la cacerola”

Tiempo de preparación: ¡Tómate tu tiempo! No hay prisa.

Dificultad: ¿Para prepararlo? Fácil, creo. El problema es comerlo.

Ingredientes: Salchichas, todas las que haya en tu refrigerador. Chorizo, todo el que puedas conseguir. Muchas alubias o aluvias, depende del analfabetismo de tu expendedor de verduras. Las aluvias o alubias son unos frijolitos que sufren de vitiligio. ¿Qué más? Pollo, una pechuga será suficiente. También lleva arroz. Cebolla y apio, bueno, si quieres.

Modo de preparación: Lo primero que hay que hacer es cocinas las aluvias o alubias. Funcionan igual que los frijoles comunes y corrientes, necesitarás agua, una olla, sal y vigilar que el nivel de agua no baje, si baja agrega más agua. Así hasta que estén bien cocidos. Si alguna vez has cocinado caldo de pollo, la segunda parte será fácil: colocas el pollo a hervir en agua, el agua se teñirá de color orina y el pollo se verá pálido. Puedes usar un poco de sal, agregar verduras (papas o zanahorias, por ejemplo) solo para aprovechar que el agua hervirá, puedes hacer después una ensalada o algo. Eso si, como parte de la receta, el apio y la cebolla se hierven junto con el pollo. De hecho, todo termina en ese caldo.

Usa una sartén para freír las salchichas y el chorizo, éstos deben ir rebanados en rodajas. Cuando estén listos, los agregas al caldo de pollo. El arroz se cocina a la manera tradicional, se fríe un poco y cuando comience a verse traslúcido es hora de pasarlo a hervir en más agua junto a un poco de mantequilla. El agua se evaporará y el arroz se esponjará, cuando se vea como en el empaque será momento de vaciarlo al caldo de pollo.

Ahora ya tenemos un caldo de pollo, chorizo, salchicha, arroz, apio y cebolla. Las aluvias o alubias, en este momento, ya deben estar listas, se integran (si, también) al caldo de pollo, chorizo, salchicha, arroz, apio y cebolla.

Es todo, has cocinado con éxito el “Espanto a la Cacerola”.

Sírvase sopresivamente, no avise, presente el plato frente al comensal y amenace con no permitirle retirarse hasta que, por lo menos, haya terminado con la mitad (no podemos ser tan crueles). Que esté caliente, eso si. Es un platillo perfecto para servirse en ocasiones especiales como castigos, retos o programas televisivos (de esos donde le cubren los ojos al concursante).

Por lo menos yo, cuando me lo servían, si lo sentía como un castigo.

( Somebody puts Something in my Drink es una canción de los Ramones de su disco de 1986 titulado “Animal Boy” )

5 Comentarios al post “Somebody puts Something in my Drink”
  1. agridulce el dia 2009-01-15 a las 1.03 am, nos cuenta:

    Ahh!! mi mamá también lo hace, cada venida de obispo porque tampoco nos gusta, y le dice “Potaje”… nombre igual de horrible, suena como a cosa que haría una bruja en su caldero.
    Ah, y además le pone espinacas que flotan como fantasmas en el caldo. Miedo…

  2. Sachiel el dia 2009-01-15 a las 2.08 am, nos cuenta:

    ¡Ah! Tu mamá si que es malvada, agregar espinacas a lo que sea es el toque más horrendo y perverso que se pueda hacer a los platillos.

    “Potaje”, jeje, suena a lo que las mamás de caricatura cocinan.

  3. Armando Sosa el dia 2009-01-15 a las 4.22 am, nos cuenta:

    Mi mamá tambien hacía eso cuando yo estaba pequeño! Creo que solo le llamabamos “alubias”, aunque creo que no tenía pollo, sólo chorizo y salchichas y creo que tocino.

    Recuerdo que a mi me gustaba mucho, esa puede ser la razón por la que dejó de prepararlo, que caso hacer espanto a la cacerola si al niño no le espanta.

    Debe ser un platillo venido de Yugootamia.

    Saludos! Siempre te leo, pero creo que es la primera vez que comento.

  4. Pereque el dia 2009-01-15 a las 11.44 am, nos cuenta:

    Se lee como una especie de fabada. En realidad no se lee tan malo. Será que le faltan condimentos al caldo, porque así como se lee no es más que agua con grasa y eso no se siente muy bien al paladar que digamos.

    En lo personal, yo ODIO un pollo que se cuece con crema y cebollas. Es simplemente asqueroso.

    ¡Saludos!

  5. Sachiel el dia 2009-01-15 a las 2.33 pm, nos cuenta:

    Hey, Sosa! Yo sabía que por lo menos a una persona debía gustarle. Digo, en realidad es algo que se puede comer, solo que para mí es una receta bastante “cargada”. Hay muchos sabores ahí mezclados. Y si todavía le añades tocino, vaya.

    Lo mismo hago, siempre leo en tu blog.

    Pereque, si, olvidé la forma correcta de hacer el caldo de pollo, aunque en realidad no la conozco. Creo que al ver cómo la hacen me brinco el detalle de los condimentos. Espero que si alguien sigue la receta sepa bien como hacer el caldo de porque si, originalmente lleva algo más que agua y pollo.

Deja un comentario